2 días de visita (gratis) en Medellín

¿Hace cuánto tiempo que no he publicado algo en el blog? 3 meses, ¿no? Bueno, pienso que fue el tiempo de aterrizar (en todos los sentidos del término). Para restablecer todas las cosas en el orden, ¡ya estoy de regreso en Francia! Charles se quedó en Colombia, el tiempo de acabar su contrato de trabajo, y yo tomé el avión a la mitad del mes de agosto para seguir mis estudios en Nantes.

Una vez dicho esto, es el momento de continuar de presentarles algunos destinos colombianos que hemos visitado este año.

Empezamos por Medellín. Ciudad con la reputación y el pasado escandaloso, pero para mí fue una metrópolis muy cultural la que descubrí. Llegábamos al fin de nuestro viaje, y con lo que va: poco tiempo y poca plata, ¡así que hicimos lo mejor para visitar la ciudad rápidamente y con menos gastos posibles!

Y la visita empieza en la calle. En la plaza Botero. Este sitio de Medellín es un verdadero museo al aire libre. 23 obras del artista están expuestas en permanencia! De todas maneras, no se puede dejar pasar, las curvas carnosas emblemáticas del trabajo de Botero y los numerosos turistas tomando fotos nos indican que estamos en el buen lugar.

escultura de una mujer extendida con un espejo en la mano en la plaza Botero de Medellín

3 esculturas de Botero en la plaza Botero de Medellín

esculturas de mujeres en la plaza Botero de Medellín

Todavía en la plaza Botero, 2 edificios grandes se dan la cara: el Museo de Antioquia (donde se puede descubrir una gran parte de la obra de Botero, y también la de otros artistas colombianos y latino-americanos reputados) y el Palacio de la Cultura. La arquitectura del último nos intrigó y buscando la entrada del edificio, encontramos puerta abierta a los turistas y curiosos, como nosotros.

plaza Botero y Museo de Antioquia vistos desde el Palacio de la Cultura de Medellín
Plaza Botero y museo de Antioquia

Entrando en el Palacio de la Cultura, aprendimos que este edificio alberga la sede del Instituto de la Cultura y del Patrimonio de Antioquia. Así que en la semana sirve de lugar de trabajo y el fin de semana abre para exposiciones y para dejar los visitantes admirar la vista de la Plaza Botero y sus alrededores.

torre en lo alto del Palacio de la Cultura de Medellín

torre del Palacio de la Cultura de Medellín

gárgolas en lo alto de la torre del Palacio de la Cultura de Medellín

Cuadro en una de las salas del Palacio de la Cultura de Medellín
“Disciplina” – Jose Fernando Pauth Florez
metro y pintura de Botero en un muro vistos desde el Palacio de la Cultura de Medellín
El metro de Medellín y una obra mural de Botero, vistos desde el Palacio de la Cultura
Periquito de anteojos en un árbol del centro de la ciudad de Medellín : Forpus conspicillatus
Periquito de anteojos – Forpus conspicillatus

Después de la plaza imprescindible, fuimos a pasear en las calles en los alrededores: iglesias, edificios, esculturas… Paseamos por donde el viento nos mandó, levantado los ojos en cada esquina para decidir de nuestro camino.

Iglesia de la Veracruz en el centro de Medellín
Iglesia de la Veracruz
Parque de las luces en la Plaza Cisneros de Medellín
Parque de las Luces
Edificio Carre en la plaza Cisneros de Medellín
Edificio Carre
Monumento a la raza en la plaza de la Gobernación de Medellín
Monumento a la raza en la plaza de la Gobernación

Detalles de la escultura Monumento a la raza de Medellín

Monumento a la raza de Medellín

vista de Medellín desde el monumento a la raza

Esculturas representando profesiones en el centro de Medellín

Edificio visto desde la plaza de la libertad de Medellín

Las esculturas Pájaro de Botero en la plaza San Antonio de Medellín
A la izquierda, la escultura de Botero “El pájaro”, destripado por una bomba que daño la plaza San Antonio en 1995. A la derecha, su réplica “El pájaro de la paz”, símbolo del rechazo de la violencia, inaugurada en 2000.

Escultura del Pájaro destripado de Botero en la plaza San Antonio de Medellín

Escultura Fuente de la vida de Medellín
“Monumento a la vida” – Arenas Betancourt

detalle de una mujer en la escultura Fuente de la vida de Medellín

detalle de una mitad de cara en el agua de la escultura Fuente de la vida de Medellín

atardecer en la montaña desde la casa en Medellín

Nuestro segundo (y último) día en Medellín arrancó a toda marcha con la visita del Jardín Botánico de la ciudad. El acceso es gratis (¡obviamente, porque estábamos pelados!).

cartel en la entrada al jardin botanico de Medellín

Pequeño bosque en el jardín botánico de Medellín

bosque de guadua en el jardín botánico de Medellín

guadua en el jardín botánico de Medellín

ave sobre un tronco de guadua en el jardín botánico de Medellín

ave y chinche en el jardín botánico de Medellín : Pitangus sulphuratus
(Arriba a la izquierda) Bienteveo común – Pitangus sulphuratus

mosca sobre una flor de orquídea en el jardín botánico de Medellín

ave y heliconia en el jardín botánico de Medellín : Piranga rubra
Una Tángara roja migratoria (Piranga rubra) del mismo color que la heliconia
ave sobre una flor en el jardín botánico de Medellín : Coereba flaveola
Reinita – Coereba flaveola

flor y fruta en el jardín botánico de Medellín

flor en forma de estrella amarilla sobre cactus en el jardín botánico de Medellín

plantas en tubos verdes en el jardín botánico de Medellín

Plantas en tazas del inodoro en el jardín botánico de Medellín

ave e iguana en el jardín botánico de Medellín : Ardea alba
Garza blanca – Ardea alba
tortugas y aves al orilla del lago del jardín botánico de Medellín : Butorides virescens
Garcita verde (Butorides virescens) entre las tortugas de la laguna del jardín botánico
Periquitos de anteojos en su nido en un tronco de un árbol en el jardín botánico de Medellín : Forpus conspicillatus
Pareja de Periquitos de anteojos – Forpus conspicillatus

iguana en un árbol del jardín botánico de Medellín

iguana en el suelo en el jardín botánico de Medellín

cabeza de una iguana en el jardín botánico de Medellín

vagón de un tren transformado en un restaurante en el jardín botánico de Medellín

Un auténtico remanso de paz en medio de la agitación de la capital Antioqueña, con la posibilidad de encontrar de frente numerosas especies vegetales y animales: ¡fue genial!

Y terminamos estos dos días en Medellín con el famoso Pueblito Paisa, una reproducción de un pueblo “paisa” (de la región de Medellín), con su iglesia, sus casas tradicionales y su plaza central. Estuve un poco decepcionada del lugar porque es muy “fabricado” para los turistas, sin embargo, su localización, en lo alto de una colina, permite tener una vista muy bella de la ciudad.

casas en la plaza del Pueblito Paisa de Medellín

balcones de una casa de la plaza del Pueblito Paisa de Medellín

recuerdos en la plaza del Pueblito Paisa de Medellín

Escultura del un cacique en el Pueblito Paisa de Medellín

aves (macho y hembra) encontrados en el Pueblito Paisa de Medellín : Sporophila nigricollis
Pareja de Espigueros vientriamarillos – Sporophila nigricollis
ave en el Pueblito Paisa de Medellín : Tyrannus melancholicus
Tirano melancólico – Tyrannus melancholicus

vista de la montaña desde el Pueblito Paisa de Medellín

vista de los edificios de Medellín desde el Pueblito Paisa

Rayos del Sol a traves de las nubes sobre la ciudad de Medellín desde el Pueblito Paisa

A pesar del poquito tiempo que pasamos en Medellín, es una ciudad en la cual yo me vería totalmente vivir: muy urbanizada, muy cultural, ¡muy animada en realidad! ¡Me gusta muchísimo! Y nos queda también el pueblo de Guatapé, ubicado muy cerca de Medellín, a visitar: ven la reproducción del Pueblito Paisa, ¡pues allá es de verdad! Casas ultra coloridas, un ambiente muy “pueblito” y las imágenes de la laguna que encontré en internet… ¿Cómo explicarles…? ¡Magnífico! Realmente, ¡tengo que ir! ¡¡Inmediatamente!!

Rendez-vous sur Hellocoton !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *