Hemos cruzado la frontera Colombia – Ecuador !

De regreso en el relato de nuestro viaje de más de un mes por Colombia y Ecuador ! Después de una etapa en Ipiales, ciudad fronteriza del lado de Colombia, nos dirigimos, temprano en la mañana, hasta la ciudad fronteriza del lado de Ecuador : Tulcán.

Yo no sabía que esperar, en cuanto a este paso de la frontera, porque las fronteras que crucé antes eran principalmente situadas en Europa y este paso no se siente mucho porque no se encuentran ni la aduana ni la oficina de migración.

Antes de ir a Ecuador, nos tocó cambiar nuestros pesos por dólares. Lo hicimos en la calle (pero se puede hacer también en una oficina de cambio), con una persona con una placa azul, habilitada a comprarnos nuestros pesos y a vendernos dólares. Nos sentimos empobrecidos, cuando dimos un fajo enorme de billetes de pesos y que nos dieron unicamente algunos dólares ! Es verdad que la taza de cambio no fue realmente ventajosa para nosotros : 3000 pesos equivalen a 1 solo dolarito..!

Al final, el programa del día fue el siguiente : cambio de moneda, paso de la frontera, visita del famoso cementerio de Túlcan y continuación de nuestra ruta en bus, con destino el noroeste de Ecuador y la ciudad de Santo Domingo de los Colorados.

cambio de dinero en la frontera Colombia - Ecuador

punte rumichaca en la frontera Colombia - Ecuador

Nosotros en la frontera Colombia - Ecuador en el puente internacional Rumichaca

Paso de la frontera : hecho ! Primero registramos nuestra salida del territorio colombiano y luego nos fuimos a la oficina de migración del lado de Ecuador para registrar nuestra llegada.

edificio de la migración en la frontera Colombia - Ecuador

Rápido y bien hecho !

Una vez este papeleo fue realizado, nos fuimos al sitio turístico obligatorio de Túlcan : su cementerio. Puede parecer un poco lúgubre pero su arquitectura vale realmente la pena.

vista en la tumbas del cementerio de Tulcán

obras en cipres en el cementerio de Tulcán

tumbas en el techo del cementerio de Tulcán

tumbas en un muro del cementerio de Tulcán

figuras en cipres en un camino del cementerio de Tulcán

árbol en el cementerio de Tulcán

arco en cipres en el cementerio de Tulcán

figuras en cipres en un camino del cementerio de Tulcán

Escultura de la Virgen de Legarda en el cementerio de Tulcán
Virgen de Legarda

obras en cipres en el cementerio de Tulcán

figura verde en el cementerio de Tulcán

El joven manos de tijera habria pasado por allí, para tallar todos estos ciprés ? Lamentablemente no, pero debemos este hermoso cementerio al escultor José María Azael Franco Guerrero, que, de manera póstuma, dió su nombre al cementerio de Túlcan.

flores blancas en el cementerio de Tulcán

flores malvas en el cementerio de Tulcán

ave encontrada en el cementerio de Tulcán : Zonotrichia capensis
Copetón

El fin del día está llegando, nos queda todavía más de 7 horas de viaje antes de llegar a Santo Domingo de los Colorados, entonces nos despedimos aquí, admirando los paisajes del borde de las rutas ecuatorianas, para encontrarnos en un próximo artículo en la ciudad de los “colorados”

paisaje de montaña en la ruta entre Tulcán e Ibarra

cactus en la ruta entre Tulcán e Ibarra

nieve en la cima de una montaña en la ruta entre Tulcán y Quito

atardecer en la ruta entre Tulcán y Quito

Rendez-vous sur Hellocoton !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *